Capaces de construir una montaña cadáveres y con ellos subir a la cima

0
14

 

Por Olga Capellán.-

El país está lleno de personas que son capaces de construir una montaña de cadáveres y con ellas poder subir a la cima política, cosa esta que se dan en todos los partidos.

Estas son personas asesinos morales que van cavando tumbas para enterrar moralmente, no importa a quienes se encuentren en el camino, sino a cuantos ellos entienden, son obstáculos para su crecimiento político, porque son como los buitres que solo se alimentan de cadáveres.

Este tipo de persona existe en todos los partidos, sobre todo en aquellos tradicionales, algunos de ellos que en tiempo de las vacas gordas fueron mayoritarios.

Por eso no nos debemos extrañar si encontramos a cualquier comerciante de los negocios de mala muerte, del vicio y el ocio de Los mina y la avenida Venezuela entre otros sectores, ostentando posiciones política partidista y ejerciendo funciones en algunos ministerios de relevancia frente al mundo exterior.

Estos funcionarios sin funciones, se dedican a destratar a personas dignas, a quienes tratan de matar moralmente, cuando los muertos son ellos por sus condiciones de miserables, estos personajes tienen nombres y apellidos, se sienten confirmados a través del chisme que cuentan a sus superiores créanle o no, estos personeros están haciendo muchos daños, daños que tienen su precio político porque con ellos han alejados a cantidades de militantes imprescindible para el crecimiento político, pero que no están de acuerdo o que no hacen coro a esos charlatanes.

Esa es una práctica vieja y con sistema, y están alojados en los diversos partidos políticos tradicionales, PLD, PRD, PRM, PRSC, entre otros. Yo particularmente conozco a varios de esa misma índole en la organización en la cual milito, quienes han tenido suerte, pero todo será hasta un día cuando les vengan las desgracias, que Dios por su propia cuenta sabe enviar, como lo hizo cuando el diluvio o Sodoma y Gomorra.

Compartir
Artículo anteriorLos milagros de Dios
Artículo siguienteTomo la palabra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here