Dos Flacos Cargados de Sueños y Esperanzas

0
26

Víctor Elías Aquino

En los Mina, en Santo Domingo Este, un joven flaco y esmirriado, casi esquelético se abría camino vinculándose a clubes y grupos de poesía bajo la sombrilla a Mateo Morrison que compartía sus inquietudes en un entorno de pobreza y ventorrillos.

Todos sus amigos tenían un deseo en común conocer los entresijos del mundo y abogar con ansias por justicia social en un mundo plagado de necesidades e injusticias sociales  y desigualdades de gobiernos de la América Latina atrasados, y en especial en la República Dominicana gobernada por el Joaquín Balaguer, heredero del poder luego de la muerte de Rafael Leónidas  Trujillo.

Luego de las peripecias de la escuela secundaria, noviecitas;  liceos verpertinos y nocturnos, sus inquietudes lo llevan a inclinarse por una carrera de gran compromiso social, aunque  no de beneficios para los que la ejercen como un sacerdocio: El Periodismo…

El uno, llevaba en su ser la herencia de los cimarrones oriundos de Angola, Ghana, Benìn y del Congo, en África que entre 1676 y 1679 ocuparon la  Villa de San Lorenzo de Los Mina, al Este de Santo Domingo.

También se vinculó con la docencia y llegó a ser maestro de primaria, lo mismo que la esposa.

A  ocho kilómetros, otra historia se tejía,  otra historia cobraba fuerzas, el quinto de ocho hermanos de una familia de pueblerinos que bañados del frescor de las montañas de  Bonao caminaron llenos de sueños, de esperanzas de un   futuro mejor para sus   hijos que todavía no eran ocho.

Al otro lado de la ciudad, como si se cruzara de  Manhattan  a  Nueva Jersey,  el otro mozalbete de Villas Agrícolas, tenía inquietudes parecidas, pero en vez de canalizar su parte emocional y artística en clubes y grupos de escritura de talentos y poesía coreada.

Asistía a una iglesia evangélica con regularidadde la mano de su madre, donde se entrenaba en memorización de la biblia y competencias de esgrima bíblica.

Cantaba en coros de la iglesia, llegó a viajar por el país exponiendo su arte y cantando en un coro de decenas de voces que llegó hasta a presentarse en televisión, y viajar por el país

Igual, el joven de la zona norte se vinculó con la docencia y dio clases en un colegio evangélico, luego sería educador en escuelas de mecanografía, sustituto  en clases de gramática y geografía a nivel de secundaria.

Luego, aplicaría su accionar con la participación de grupos de teatro, tenían las condiciones para seguir creciendo, ambos   inician su   formación  de manera separada.

El encuentro de ambos jóvenes se produce  en las filas de las inscripción de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, a partir de ese momento formarían una peña literaria  que se ha  mantenido en el curso de los años.

Realizarían trabajos de investigación juntos, desarrollarían proyectos, realizarían reportajes y mantendrían un contacto que  de la amistad cayó en una hermandad que se ha  mantenido por  décadas.

Los caminos de la vida los llevaron a ejercer como periodistas aún antes de acabar la carrera, luego por separado ambos se embarcarían en el barco de la carrera de derecho; pero los dos soltaron en banda por razones parecidas no querían defender mentiras en tribunales, t se conformaron con repetir mentiras de políticos que no suscribían.

Andando el tiempo, profundizaron en la lectura y llegaron a ser articulistas de periódicos forjando un nombre soñando con cambiar el mundo armados de una  computadora personal, libros y el intelecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here