¿E’ pa’ fuera que vamos?

0
431

Por Miguel SOLANO

  Los peledeistas estamos divididos, divididos en tres grupos peligrosamente irracionales. El primero y mas poderoso lo encabeza el presidente Danilo Medida. Tan decidido en sus planes que puso como Presidente del PLD a Temístocles Montas, un ex confeso y ex presidiario de los escándalos de Odebrecht. Su objetivo es cumplir con Washington y para no ser pedido en extradición asegurar la derrota del PLD y la entrega negociada del poder.

El segundo grupo lo constituyen Gonzalo Castillo y desafortunados aliados. Ese grupo sabe de los planes de Palacio y tiene como objetivo crear un desorden como lo hicieron en las primarias peledeistas para ver qué ocurrirá. Están plenamente seguro de que solo el caos puede abrirles las puertas.

El tercer grupo lo constituyen las grandes masas de empleados públicos que ven muy amenazados sus posiciones en el estado. El 90 por ciento de ellos fueron nombrados por Leonel Fernández, el 99 por ciento de ellos quiere que Leonel vuelva al PLD y sea su candidato presidencial. Ese es su objetivo y ese es el susurro y la demanda permanente que tienen en las oficinas públicas.

En el caso de las elecciones municipales, la división es mas dolorosa aun. Domingo Contreras, el candidato a alcalde del PLD en el Distrito Nacional, es un buen municipalista, preparado para ello, pero dentro del PLD no tiene quien lo respalde. Danilo Medina y su Palacio tienen como aliado a Hipólito Mejía. Palacio cumplirá con esos compromisos pues Hipólito será su defensor principal cuando la plebe empiece a pedir cárcel para el ex mandatario. Así que Carolina Mejía es ya alcaldesa. Con la senaduría ocurre algo similar. Leonel Fernández y la Fuerza del Pueblo le darán todo su respaldo a Faride Raful. Y no es un amor comprado. Así que Faride Raful puede ser ya declarada senadora del Distrito Nacional.

Ese es el tétrico panorama en el que se encuentra el PLD al cumplir sus 46 años de fundado. Allí no hay nadie quien lleve una rosa en la mañana. El PLD anda con un volcán de veneno, con la daga de la división en el pecho y con el pecho hecho pedazos. Ahora todo cuanto hacemos es pasar de brazo con quien no deberíamos pasar. Hoy me tienen que llorar y mañana ver a Danilo Medina partir por esa puerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here