Estatutos, Constitución y el Candidato Presidencial del PLD

0
839

Por Miguel SOLANO
Aunque nada es como ayer, los estatutos son para que las organizaciones sientan que están viviendo. Hay un régimen que las organiza, las normaliza y las abraza fuerte para mantenerlas operando. Dentro del rango legal, los estatutos ocupan dentro de las organizaciones el mismo poder que la Constitución tiene dentro de la geografía social de la Nación.
Obviamente que son pasajeros y que encuentra muchos puentes y desvíos en sus caminos, pero mientras no se les ha dado ese baño de vocales y consonantes, hay que respetar el amor que ha guardado o firmar el divorcio.
Un día Leonel Fernández soñó que en una vida anterior él había sido el famoso rey persa Darío. Al interpretar el sueño entendió que “dentro del PLD él era el rey de los reyes, el Darío quisqueyano” y que debía evitar que su corte se “cualquierizara”, que cualquier pelafustán ascendiera al trono.
Pensó como abogado y creó una comisión de súbditos, desbocada y serena. A los sometidos se les otorgó el poder para organizar una reforma a los estatutos y que, con una visión moderna, se introdujera el 210 de Pedro Santana. Así nació dentro del PLD “el protocolo leone lista para elegir al aspirante presidencial”. Con esa normativa solo se podía elegir como precandidato presidencial a él mismo, o a alguien que el eligiera: ¡Su heredero de sangre y parentesco!
Sentando en el trono presidencial, Leonel le dictó al súbdito el protocolo que debía cumplirse para que los estatutos del León permitieran elegir un aspirante presidencial. Lo amarró con cinco acápites, claros y específicos. Para ser precandidato presidencial del PLD hay que:
Ser evaluado en una reunión del CP
El CP lo incluye en un listado
El CP somete ese listado al Comité Central
El Comité Central lo aprueba o lo rechaza.
Los aprobados son sometidos a la votación de las masas que elige a uno, quien será el candidato presidencial.

Contrario al rey Darío cuyo poder estaba en su espada y su magia, Leonel no amarraba con su encanto, todo su poder estaba en la pluma usada para firmar decretos y sin ella Leonel pasó a ser un hombre atrapado.
Se desataron las fuerzas de Lucifer cuando perdió esa pluma. La mantuvo durante ocho años corridos y cuatro que no habían sido contados. Con el poder de su pluma adquirió el control del 96 por ciento del Comité Político y el 96 por ciento del Comité Central. Cuando le preguntaban por qué no se reunía el partido, respondía que cuando él tuviese algo de interés personal lo convocaría. A su alma no le quedaba otra alegría para darle, había adquirido lo inalcanzable de lo alcanzable.
Pero a la pluma se le seco la tinta y sin ella él paso a ser la sombra de su cuerpo. Tres meses después de haber adquirido la pluma y rellenarla, Danilo-el sanjuanero-Medina, convocaba a la corte peledeísta y en esa reunión, Leonel-el león-Fernández, descubrió que solo le quedaba el 7 por ciento de todo lo que había tenido. ¿A dónde se fueron tantos fieles? Como las tribus judías desaparecidas, se fugaron tras el nuevo evangelio.
La primavera llego sin lluvias y el verano va por el mismo camino, los pozos en los oasis del desierto empezaron a secarse. Danilo Medina es constitucionalmente inviable y no podrá ser candidato presidencial. Leonel Fernández, quien fue electo y gobernó bajo una constitución que estableció el “Dos Periodos y nunca más, nunca jamás”, es constitucional y moralmente inviable. Como maestro del engaño, Leonel ha llevado la lucha contra la modificación constitucional procurando que el país olvide el pasado, pero Palacio no es tan tonto, Palacio sabe perdonar al viento.
Aunque sea una figura pesada, Danilo esta compelido a respetar la Constitución y el mundo cree que lo hará, pues si no lo hace partirá al país en 33 pedazos y al PLD en 66. Ningún ser ligado a los contratos de Odebrecht puede ser candidato presidencial del PLD. Así como Danilo está obligado a respetar la constitución, así Leonel esta obligado a respetar los estatutos del PLD y cuando el CP no lo incluya en el listado de posibles precandidatos, ¿Qué va a hacer?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here