Su perro le lamió la cara, contrajo una extraña enfermedad y murió

0
111

Alemania.- Un hombre alemán de 63 años murió luego de desarrollar una extraña enfermedad que se produjo después de que su perro lamiera su cara.

Los médicos lo consideraron un caso raro, ya que no es frecuente que el ser humano llegue a contagiarse por el trato común de sus mascotas.

Todo comenzó con lo que parecía una simple gripe, el hombre acudió al hospital e informó a los médicos sus síntomas, sin embargo se fueron agravando y desarrolló sepsis severa y púrpura fulminante, un trastorno agudo que causa manchas de sangre, hematomas y decoloración de la piel, así como necrosis.

El hombre fue tratado en cuidados intensivos, pero su salud continuó deteriorándose, desarrolló neumonía, falla hepática, sepsis severa y finalmentemurió de insuficiencia orgánica múltiple, se detalló en un artículo publicado en el European Journal of Case Reports in Internal Medicine.

La infección del hombre fue causada por capnocytophaga canimorsus, una bacteria que se encuentra comúnmente en la boca de perros y gatos. La bacteria se puede transmitir a través de una mordedura de animal pero también solo con que la saliva de las mascotas entren en contacto con heridas del cuerpo humano.

“Había sido tocado y lamido, pero no había sido mordido ni herido por su perro, su única mascota, en semanas anteriores”, se lee en el periódico, producido por médicos del Hospital de la Cruz Roja en Bremen, Alemania.

“Los dueños de mascotas con síntomas banales, como los de la gripe, deben buscar urgentemente consejo médico cuando los síntomas son inusuales”, escribieron los médicos.

La posibilidad de infección por C. canimorsus se debe considerar ante la presencia de un cuadro infeccioso grave en un paciente que ha sido mordido por un perro y obliga a tomar medidas urgentes, especialmente en individuos esplenectomizados o en tratamiento inmunosupresor, ya que pueden presentar una evolución rápidamente fatal.

Además, en el caso de pacientes alcohólicos y cirróticos se puede presentar con mayor facilidad un cuadro de sepsis fulminante con shock, coagulación intravascular diseminada, fallo renal e infiltrados pulmonares o meningitis.

La septicemia se asocia a mal pronóstico y alrededor de un 30% de los casos pueden acabar en muerte.

La bacteria es parte de la flora normal de las encías de perros y gatos. Sin embargo, aquellos con sistemas inmunes comprometidos, sobre todo los ancianos y las personas que han sufrido mordidas por animales, incluso aquellos que consumen alcohol en exceso o que se les ha extirpado el bazo, tienen un mayor potencial de infección.

En términos generales, suelen detectarse como positivos en un tiempo que oscila entre 24 horas y 14 días, con un tiempo medio de incubación de seis días.

Cuando los pacientes inmunodeprimidos son mordidos por sus mascotas comienzan a desarrollar la enfermedad, incluso algunas dentro del primer día en que aparecen los primeros síntomas, los cuales incluyen ampollas alrededor de la herida de mordeduras, enrojecimiento, hinchazón, pus, dolor, fiebre, diarrea, vómitos, molestias en los ojos, dolor de cabeza y dolor muscular. Sin embargo en algunos casos, lo síntomas tardan en aparecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here