¿Tririvalidad?

0
227

Por Miguel SOLANO
Un mundo gobernado por el emperador norteamericano no sería mi ambición. Gobernado por el emperador ruso sería una catástrofe. Gobernado por el emperador chino, amigo, el sólo hecho de pensarlo te condena a cadena perpetua.
Pero un mundo donde el emperador ruso impide que el emperador norteamericano envenene las albóndigas y que el emperador chino obstaculice que el emperador ruso y el estadounidense envenenen el chofán, sería lo ideal. Lo ideal es que los tres se obstaculicen sus maldades y que dos impongan las bondades. Y que cuando no se entiendan se digan como le dijo el líder norcoreano Kim Jong Un a Donald Trump: «¡Let’s just kiss and say goodbye!». La humanidad lo ha logrado: Un mundo tripolar, una divina conquista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here