Visión

0
11

 

 

Yo vi a muchos hombres reunidos

que se elogiaban entre sí alegremente.

Vestían impecables corbatas y camisas

con botones de oro que brillaban

sobre sus pechos.

Sus voces callaban la riqueza inocultable

en sus bolsillos,

en sus muñecas,

en sus zapatos

y en su mirar tan seguros de sí mismos.

Yo vi a esos hombres

tan serenos,

tan de espaldas a la muerte que sucede

detrás de la ventana.

¡Sí, yo lo vi!

Estaban de espaldas a la realidad de una ciudad

que sucumbía

y reían mientras la ciudad sangraba.

¿Qué buscaba yo ahí,

también llorando

sangrando,

sucumbiendo sin remedio.

¿Cuál era esa ciudad?

¿Quiénes eran esos hombres?

¿Qué buscaba yo ahí,

también llorando

sangrando,

sucumbiendo sin remedio?

 

Neo Carmona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here